Home » » Después

Después



Seguramente, 
los amores, cobardes, abandonarán los días 
en los que sólo existen nuestros nombres; 
sin despedida, rompiendo la estabilidad de lo imperecedero, 
las palabras, marchitas, 
se postrarán ante la piel inerte de los deseos. 

No podremos recorrer la geografía 
de nuestro cuerpo 
con la punta de los dedos, 
ni desvestirnos con ayuda 
de la pasión irrefrenable del momento. 

Probablemente, 
buscaremos en otros rostros el amor 
que una vez fue la guía 
para nuestros pasos 
e invitaremos al mundo 
a que recoja las botellas con mensajes 
que tú y yo arrojamos.

0 comentarios:

-->