Leyendeando en la UAL

La vida es una continua experiencia, en la que tienen lugar personas, momentos compartidos con ellas (o solo) y sitios que visitas o no vuelves a pisar. En ese devenir de historias que acaban y comienzan, en esa sucesión de instantes que quieres olvidar y otros que son irrepetibles, queda bien reflejado cuán feliz se puede llegar a ser. Es fácil sentirte muy realizado, o bien, notar que algo importante está fallando; es posible notar cómo el mundo se convierte en tu jaula o no dejar de ver en él horizontes que traigan nuevos proyectos, caminos que transitar para obtener el sentido por el que estás aquí, luchando un día tras otro para completarte como persona, para sentirte vivo.

No puedo explicar lo bonito que ha sido llevar a las clases Leyendeando, un proyecto de Sin Guion, dado que no existen palabras precisas para contar lo que se vive cuando los alumnos disfrutan con algo que tú sientes de una manera tan profunda. Jamás pensé que una persona muy cercana a mí me diera la oportunidad de mostrar la importancia y el peso que puede llegar a tener el podcasting en la sociedad actual, en la de jóvenes que se están formando para ser alguien el día de mañana. 

Hubo mucho más que un ordenador, una mesa de mezclas y un micrófono sobre la mesa del aula de la Universidad de Almería: la ilusión de unos jóvenes  de no más de 22 años, las ganas de contar leyendas y divertirse haciéndolo; la felicidad dibujada en sus caras, pese a que la actividad, en parte, era obligatoria para la asignatura de Nieves Gómez, a quien le estoy muy agradecido por haberme animado e invitado a participar en este proyecto emocionante del que cada día saco una nueva y gratificante lección. 

Los chicos y chicas de Tercero de Magisterio de Educación Primaria de la UAL me enseñaron más a mí que yo a ellos, por lo que no puedo estar si no contento al comprobar que, esto que llevo haciendo desde 2008, grabar programas variados y sin ninguna entidad que guíe y limite mis pasos, es bastante más que una meta personal, ya que ha resultado ser el recorrido idóneo para compartir el deseo de que cada voz, cada persona que me acompañe en él, sea capaz de cambiar un poquito el mundo por medio del poder indiscutible que tiene el sonido en nuestros corazones.         
    

0 comentarios:

-->