Home » » Sin versos

Sin versos

El empeño de estar callado, 
las palabras sin voz 
y el público en silencio, 
en plena obra, 
cuando todo parecía acabado. 

Quedaron adormecidas las cuerdas, 
no había quién hiciera llegar la música, 
murió por un instante, falto de razón, 
desposeído de ilusiones, 
ajado por un dolor 
que se clavaba en el alma 
cual veneno que del corazón 
 se desprendiera. 

 Inmune ante el deseo, 
vertió multitud de mentiras 
sobre el escenario 
para creerse más fuerte 
durante el angosto tránsito 
en el que se convirtió el amor 
que le habían profesado.

0 comentarios:

-->