Hace varios meses compré mi segunda mesa de mezclas. De la primera prefiero no acordarme, dado que, aun teniendo salida/entrada por USB, me parecía un lío y no le sacaba el rendimiento que precisaba. La famosa marca Behringer me ha solucionado la vida, como se dice popularmente.

Dispone de entrada para cuatro micrófonos – esto da bastante juego a los programas -, cuenta con otras para más de cuatro aparatos diferentes y tiene 100 efectos distintos (aunque siempre terminas usando unos pocos). Vale que en la edición, haciendo uso de programas diversos, se puede obtener resultados mejores que si únicamente se graba todo del tirón con una mesa de mezclas, pero es muy recomendable hacer uso de ella para obtener un producto con una calidad sonora excelente.

Si tuviese que convenceros para comprar una, os diría que, para empezar, el precio de la mesa es bastante asequible, ya que no supera los 120 euros. A eso hay que sumar la comodidad que supone poder llevarla de un lado a otro en un maletín de ordenador portátil cualquiera – y aun así sobra espacio para guardar micros, cables…-. Personalmente, pienso que a un podcaster no le hace falta mucho más para hacer un programa en condiciones, puesto que con muy pocos medios es perfectamente capaz de obtener un audio de una calidad tan magnífica como las de programas que encontramos en la radio.

Igual os estáis preguntando cómo entra/sale el sonido con esta mesa de mezclas. Pues bien, dos respuestas tiene esta pregunta:

1. Entrada de micrófono de tu ordenador.
2. Comprar un aparato llamado UCA22

A través del micro de tu ordenador obtendrás un sonido sucio, si el cable se mueve por cualquier motivo, o bien, en el caso de tener una computadora que vaya más lenta que el caballo del malo y meta ruidos por razones que estén más lejos de vuestro propio entender; la solución a problemas que tienen lugar durante la grabación es, más adelante y gastando otro dinerito, comprar un aparato que permite que el sonido de tu mesa de mezclas pase a través del USB, un detalle que mejora exponencialmente el sonido de los programas. También podéis localizar esta mesa con USB pero, en los tiempos que vivimos, lo mejor es ir gastando poco a poco y comprar sólo aquello que realmente necesitemos.

Si no os convence Behringer, siempre podéis informaros sobre qué mesas de mezclas tiene Sennheiser, la cual es otra marca alemana que da buenas experiencias, pero eso ya lo dejo a vuestro gusto.

1 comentarios :

Entrada muy interesante; tal vez sería buena idea alguna entrada técnica más hablando de software para podcasting y sobre micrófonos y cosas así.
Un saludo.

Reply