Home » » Quiéreme en silencio

Quiéreme en silencio

Quiero romper los pocos pedazos que me quedan de este corazón moribundo, para, poco a poco, ir construyendo uno nuevo. Y necesito que tú, seas quien seas, estés dispuesta a ayudarme, a colmarme de besos y caricias infinitas; pero no me digas nunca "te quiero", si no estás preparada para quedarte por siempre a mi lado - aunque el amor se rompa alguna vez -, y no me hables de planes futuros, si no estás completamente segura de ello.

No deseo que me engañes, no pretendo que muevas el universo por mí, tan sólo quiéreme, aunque lo hagas en silencio y sin demostrármelo del todo. No lo grites a los cuatro vientos, no cojas el timón del barco para más tarde dejarlo a la deriva.
Sólo deseo que vivamos el momento sin reproches, sin pensar en los minutos, ni en promesas inútiles que no se cumplirán, si alguno de los quiere marcharse un día.

Estoy cansado de vivir pendiente de palabras que no llegan, de inventar miles de comienzos que, ciertamente, son imposibles. Estoy harto de dejarme la piel en las despedidas, de tener bonitos sueños en medio de esta pesadilla, de descubrir que cada día se pone el sol sin que haya visto los ojos que iluminaban los míos... Cansado, harto y escarmentado.

Dicho esto, te pido que no inviertas tiempo en mí, si finalmente me vas a machacar el corazón con disfrute, sabiendo que seré testigo de ello... Me gustaría que fueses franca, como yo lo seré contigo, y que te encuentre cuando te necesite, más allá del tiempo y el espacio, donde, aunque no pueda tocarte, sepa que estás. No me quieras por quererme. Quiéreme para quererme, como nunca antes hayamos imaginado, y yo haré lo posible para estar a tu lado hasta el final de nuestros días.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso!

-->