Son más de seis
las llamadas que dejé en tu teléfono,
también son más de seis
las veces que te dije "te quiero".

Muchas más
las que soñamos con mundos nuevos,
después de las veces
que se fundieron juntos nuestros cuerpos.

Son más de seis
los momentos en los que me invaden
los recuerdos,
los instantes en los que me digo
que no te has ido,
más las horas
en las que me creo esa mentira,
más de seis son las miradas
clavadas en mis retinas.

No vestiré las palabras
con telas inútiles en este ahora,
los hechos son hilos de oro
que caen por su propio peso.

Tu verdad, la mía,
¿qué más da?
Lo único que sé es que hoy,
día 5 de Julio de 2012,
te echo de menos,
te me has clavado en el estómago,
y hasta en mis huesos,
y tú pareces soñar con un futuro nuevo
en el que yo ya no seré más que, del pasado,
 un vago reflejo.

Son casi seis los meses
que hemos permanecido unidos,
y ahora me duelen las palabras
que nos dijimos
al término de nuestro camino.

Post a Comment: