Home » » Preguntas inciertas

Preguntas inciertas

Si tuvieses la oportunidad de cambiar algo, ¿qué sería? ¿Volverías hacia el pasado para modificarlo o continuarías con tu vida? Son preguntas que una persona se hace de vez en cuando y las cuales trata de responder de la manera más sincera posible, pero se hacen tan difíciles de contestar…

“¿Quién soy?”, “¿De dónde vengo?” o “¿Hacia dónde voy?” son preguntas que no dejamos de hacernos a lo largo de nuestra existencia, pero supongo que hay un momento en el que dejas de quebrarte la cabeza y empiezas a disfrutar tu nueva vida.

Fotografía: Chesi - Fotos CC

Me hace gracia. Cuando ese montón de palabras recorren nuestra cabeza, cogemos una hoja y escribimos una larga lista de propósitos que empezamos a cumplir, pero de los que más tarde no nos hacemos cargo. Comemos mejor, queremos más a nuestra familia, ofrecemos nuestro oído a los amigos, hacemos más deporte, pero después todo eso no vale lo más mínimo, pues pienso que hay hábitos que no son duraderos y siempre los terminamos cambiando por otros.

¿Dónde está la clave de una vida de éxito? Ayer alguien me dijo que una sonrisa es la mejor respuesta para todo, que la existencia se hace más saludable cuando sonríes… En cambio, otras personas me enseñan vídeos en los que salen esos a los que llaman gurús y creen que así, con una especie de reveladora verdad, todo va a empezar a ir muchísimo mejor. Pamplinas, ¡prefiero la sonrisa! Sin embargo, también pienso que una sonrisa no se le regala a todo el mundo, que hay personas que no se la merecen y que hay que ser sincero con uno mismo, pese a que todo ello traiga consigo terribles consecuencias.

La sinceridad es una gran putada. ¿Por qué? Porque no todo el mundo está dispuesto a escuchar la verdad sobre algo, porque lo que unos consideran “verdad” es bastante cuestionable en muchas ocasiones; porque vivimos en una sociedad en la que los sinceros no mueven el mundo y en la que sólo aquellas personas que se comportan hipócritamente tienen garantizado el éxito. ¿Verdad o mentira?

Cada cual, en un punto del camino, necesita hacer un descanso y reflexionar un poco. Yo lo hago continuamente, pero hay veces que preferiría seguir adelante y no pensar ni un poquito, ya que la realidad es más dura de lo que uno cree cuando es niño. Sin embargo, ahora sí lo hago, ahora sí me pregunto cuál ha de ser el siguiente paso y cómo es posible encontrar la felicidad en un mundo tan oscuro como el nuestro. ¿Cuál es la respuesta más precisa? Si la conoces, no dudes en responder a esta gran cantidad de divagaciones. 


0 comentarios:

-->