Home » » Conversando en la Red

Conversando en la Red

Estos fueron los comentarios recibidos en una entrada que versaba sobre conversación en la Red. Quiero que queden bien plasmados, puesto que me gustaría mucho que hubiese un cambio de mentalidad de cara a una mayor y mejor unidad en las plataformas digitales.


Comentario de The Writer:


Es una reflexión que puede dar bastante a debate, pero bueno, bajo mi punto de vista la gente se comporta en su vida 2.0 igual que en la 1.0, hay gente más educada y gente menos educada, y en el "mundo" 2.0 no hay ni que mirar a la cara a la gente con la que no nos apetece hablar, así que no contestar a la gente es mucho más fácil.

--------

Ha generado debate, desde luego, y en cierto sentido ha sido muy positivo. Lo ideal sería que la gente se mostrase de forma educada tanto en un sitio como en otro, pero hay veces que uno no puede tener lo que desea...



Comentario de Raven:


Muy buen post. Pienso lo mismo, hay gente que pasa totalmente y convierte su twitter en un escaparate unidireccional, que es lo contrario en lo que se basan las redes sociales y la Web 2.0

También hay honrosas excepciones, tanto en personajes que actualizan sus propias cuentas como en CM que crean una interacción.

¿Qué le vamos a hacer? Bordes, egocéntricos, etc van a existir siempre...

-----------

Estoy cansado de los escaparates unidireccionales, Raven. Si esa gente quiere hacer eso, que se compre un espejo y le hable a él. La red no es sólo mostrar información, también es para conversar y buscar perspectivas con las que ayudar a que las tecnologías continúen su progreso lógico.


Tienes mucha razón, amigo, siempre habrá gente con la que no dé gusto encontrarse ni en la red ni en la calle.


Comentario de José Manuel:


Totalmente de acuerdo. Teme de cualquiera que se haga llamar en su biografía de Twitter "Social Media Expert" (con honrosas excepciones, claro está, como tú bien dices) y a la vez utilice su cuenta de Twitter para:

1-Retuitear su ego. Si yo te doy las gracias o te digo que tienes un perfil o blog muy interesante, tus seguidores no tienen por qué enterarse de eso.
2-Utilizar el RT como replie. Al final te terminas enterando de todas las conversaciones de esa persona.

Además, es que Twitter es precisamente para eso, para favorecer la conversación. Mucha gente se cree que su cuenta está solo para hacerse oír. Qué menos que, si alguien te habla o te hace una pregunta de forma educada, le contestes.

----------

Respecto al primer punto, me aburre mucho la gente que se pasa el día retwitteando lo que han escrito de ella. Lo ideal sería dejar el ego a un lado y buscar otra forma de usar sus cuentas en redes sociales.

En lo referente al segundo punto, no comprendo esa tontería de retwittear replies. Además, me parece una falta de respeto tremenda, puesto que, en ciertas ocasiones, ese mensaje no ha de conocerlo nadie más - a no ser que se haya puesto a olisquear en una cuenta y otra -.

Y coincido plenamente contigo, como ya habrás leído en el post, las redes sociales no son sólo para mostrarse a sí mismo, sino para interactuar con la gente. Ojala se cambie el chip dentro de poco...



Comentario de Francisco J. Moreno:


Hombre, no todos los replies son así. Hay comentarios productivos, discusiones interesantes, gente que te presta ayuda, etc. Luego hay otros que sólo quieren que el otro se la chupe, y les devuelva el reply o el follow, aunque sea algo poco importante y no le sirva para nada. A mí me puede venir bien seguiros a vosotros, porque me interesa por dónde estéis o lo que estéis haciendo. O me puede interesar seguir a otro porque me hace reír, porque cuenta noticias interesantes, etc. Pero a ver qué pinto yo siguiendo a un tipo al que no conozco y que lo único que hace es hablar sobre el color de las alcantarillas que se encuentra. O por qué tengo que responder a un tipo que me está insultando.

La clave te la dí hace mucho tiempo, Juanchi, como tú mismo has dicho. Creo que mis palabras literales fueron algo así como: "La gente hace lo que le da la gana, y además está bien que así sea". Si quieren seguirte, te siguen. Si quieren responderte, te responden. Y si no, pues nada. Nadie te está haciendo un feo. Meterte en Twitter no te obliga inmediatamente a responder a todos los replies que te envíen, y está bien que así sea, . Si te responden, genial, pero si no, tampoco pasa nada. No tenían por qué hacerlo, y pueden haber miles de razones por las que hayan pasado esa respuesta por alto. Cabrearte por eso, llamar al tipo "gurú" y decirle que "no tiene ni puta idea de cómo se utiliza el social media/hace networking/se es dospuntocerista" te puede acabar convirtiendo en lo que entra dentro de mi definición de troll. Nadie te obliga a seguir a esa persona, tú también lo estás haciendo porque quieres y nadie te pondrá ningún problema al irte.

Es como una reunión de amigos. Está todo el mundo bebiendo, comiendo y hablando de sus cosas, y en cierto momento te sientes un poco excluido, ves que pasan un poco de ti y decides que lo mejor es irte. Puedes hacer mutis por el foro, inventarte alguna excusa o decir simplemente "Me voy" y levantarte. La otra opción es perder la compostura, rasgarse las vestiduras, pegarle un puñetazo al más cercano, escupir en el ponche y largarse pegando un portazo y gritando "¡¡¡CABRONES DE MIERDA HIJOS DE PUTA!!!".

Alguno habrá dicho que no responde porque tiene mucho volumen de mensajes. Que la mayoría de veces es verdad, pero yo creo que está ya tan manido que es como una excusa ("perdona, no te había visto, no me había dado cuenta, etc.") que eufemiza la verdad ("¿Estoy obligado a responderte? Nene, que la vida es corta y tengo preocupaciones más importantes").

Ahora, yo personalmente respondo a todos los replies (siempre que tenga una respuesta y la respuesta medianamente proceda) porque sé que es un punto a favor para que esas personas que me siguen se sigan sintiendo bien al hacerlo. Pero también sé que no tengo por qué. Si no me apetece contestar, no tengo obligación. Soy un hombre libre. Al igual que los que me siguen, que también son libres de dejar de hacerlo cuando les plazca.

Si después de varias líneas de mensajes me sale uno diciéndome que soy un inútil, que no sé utilizar Twitter y que me va a dejar de seguir, lo único que pensaría es: "¿Qué hace este colgao? Si quieres irte, vete. Tampoco hace falta que me insultes a los cuatro vientos". Lo mismo que pensarían en la reunión si dieses un portazo, o lo mismo que pensaría una ex novia si después de dejarla pusieses un cartel gigante sobre su portal con la palabra "ZORRA". Inmediatamente achacaría a ese tipo una gran falta de decencia, dignidad y conocimiento del mundo. Pero bueno, es mi opinión hipotética ya que nunca me ha pasado. Otro quizá pensaría diferente. Como ya he dicho, cada uno piensa y hace lo que le da la gana.

Eso sí, cuando uno hace lo que le da la gana, nunca está de más que conozca (o al menos pueda imaginarse) sus consecuencias.

Y bueno, toda esta parrafada vuelve a resumirse en aquello que te dije esa noche y que creo que son los dos grandes secretos de Twitter: "La gente hace lo que le da la gana" y "Simplemente, no seas un capullo".

--------

Amigo Moreno, en la calle eres el hombre más sociable que conozco, ¿por qué no serlo en la Red también? Cierto es que, como bien dices, no sólo hay gente capulla en la Red, pero no creas que no abunda el otro tipo... Entiendo que, si alguien te está insultando, no respondas, pero en ese caso hazlo cuando te estén halagando, ¿no crees?

Y no, yo no obligo a nadie a que me responda, pero creo que lo lógico, lo más educado, lo más correcto, sería hacerlo. No me gusta la verticalidad a la que someten ciertas personas a las redes sociales y no voy a estar conforme con ello en la vida. Llevo desde muy pequeño usando la red, concretamente desde el 97/98, y la he visto evolucionar, pero creo que aún queda romper muchas barreras. Así que, en mis manos está responder como es debido.

Sinceramente, no sé cómo puedes pensar así - al igual que entiendo que tú no respetes mi modo de ver este tema -. Y no lo entiendo porque tienes blog, teníamos un podcast, cuelgas tus libros en la Red, dispones de cuenta de Twitter, eres miembro de una red social de estudiantes de periodismo - como yo - y hasta te has comprado un iPhone nuevo. ¿Usas todo ello por puro interés? Mala cosa... Igual es una crítica un poco dura la que te voy a hacer pero, ¿no crees que para vender libros has de no sólo escribir bien sino ganarte la confianza de tu futuro lector? Con la Red pasa exactamente lo mismo, escribes para un montón de gente, más en nuestra profesión, y si no eres un mero navegante más.

Igual un día estarás de acuerdo conmigo.

A todos, gracias por los comentarios en la entrada sobre "¿Comunicación 2.0? ¡No me cuentes milongas?".

0 comentarios:

-->