Home » » Podcasting: "Nostalgias y alegrías"

Podcasting: "Nostalgias y alegrías"

Soy un nostálgico. Hecho de menos esos grandes espacios radiofónicos que con el tiempo se han convertido en otra cosa, como el "Hablar por hablar" que llevaba Mara Torres en Cadena SER, "La Gramola" de Joaquín Guzmán en M80 o "La noche más hermosa" de Manolo Gordo que se emite en Canal Sur. Hoy, por desgracia, siguen sonando, pero con otras personas y convertidos en programas con sellos muy diferentes a los que acostumbrábamos sus fieles oyentes.

Sí, es cierto que aún contamos con programas tan excelentes como "Milenio 3" o "La rosa de los vientos" del ya fallecido Cebrián, también es verdad que las emisoras de radio están formadas por sólidas parrillas de programación que aguantan huracanes a causa de la llegada de las tecnologías a nuestras vidas, pero hay espacios que tienden cada vez más a lo comercial y que están perdiendo sus sellos distintivos.

Por este motivo, el podcasting es la mejor alternativa para recuperar aquellos espacios que tanto nos gustaban. De hecho, este año está siendo prometedor en lo que a podcast me refiero, puesto que contamos ya con una gran cantidad de programas como Enredados, Kafelog, Necesito un arma, Canallas, Soliloquios, el podcast de La aspirante, Podzapp, Esquiva esto y Comunicando, por supuesto. Todos ellos son podcast que no tienen nada que envidiarles a los programas de cualquier emisora; pero, además, ya disponemos de interesantes plataformas que están apostando firmemente por la difusión del podcast, como Ivoox, Blip, Podcastellano y la más popular de todas, Itunes. Con esta última pasa aquello de "si no estás en Itunes, no eres nadie", pero a mí, particularmente, no me preocupa lo más mínimo.

La inmensa cantidad de podcast que podemos hallar en la Red, hace difícil el clasificarlos de algún modo, pero ya me adelanto y os digo que tenemos podcasts informativos, interpretativos - en menor medida, puesto que precisan de una mayor elabración - y de opinión, que son los más habituales en la podcastfera. No obstante, no pueden entenderse estos tipos de podcasts por separado, pues es muy frecuente que unos se mezclen con otros y tengan lugar espacios que no se guían sólo y exclusivamente por un patrón, sino por varios.

Me gusta el podcasting - es un hecho en mi vida - y pienso que de él se pueden obtener interesantes beneficios o ventajas que lo pueden transformar en un posible negocio de cara al futuro. Por tanto, si en Estados Unidos ya funciona esto de obtener dinero a través de la elaboración de podcasts, ¿por qué en España no termina de implantarse dicho modelo de negocio? No lo comprendo, a mí que me lo expliquen.

Este año 2009 ha surgido un proyecto atractivo y se llama "Podcasts SL". Lo llevan los chicos de los citados podcasts "Kafelog", "Necesito un arma" y "Canallas". Sencillamente, se encargan de difundir podcasts a través de una cuenta de twitter creada para ello y de generar respuestas de las empresas, oyentes y otros podcasters gracias a su cuenta en Facebook. Tiene cierto parecido, en cuanto a la idea de la financiación de los podcasts, a aquella Web llamada Publipodcast que en su día abrieron José Antonio Gelado, Jerónimo Palacios y Daniel Aragay, por lo que espero que no caiga en saco roto y pronto haya alguna forma de que los podcasters españoles obtengamos un dinerillo gracias a nuestra humilde labor.

Realmente, soy un nostálgico, pero hoy me siento optimista al observar que el podcasting está haciendo que no sólo los medios tradicionales tengan la última palabra en este frente en el que la comunicación y el buen hacer son los pilares base.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo también lo creo. A ver si este año tomas el sol, así estarás más sexy aún.

-->